Finis Terrae

Han pasado ya muchos siglos desde que llegué al mundo. Sé que tuve una infancia, me lo dicen algunos destellos vagos de mi memoria; una larga melena azabache y una sonrisa cálida, acompañadas de una melodía dulce. 

En algún momento cercano a mi trigésimo quinto cumpleaños las cosas cambiaron. Parece que algún cuadro macabro atrapó mi alma, convirtiéndome en una coraza imperecedera. Desde entonces no he podido olvidar nada de lo que he vivido. En cambio, mis recuerdos anteriores se han diluido en el vasto océano del olvido.

He intentado buscar la razón, encontrar una explicación coherente a este sinsentido, pero todas mis pesquisas han sido en vano. La causa de mi estado se debe a alguna cuestión que va más allá de los límites de mi raciocinio.

En este interminable caminar he deambulado por calles de ciudades con nombres impronunciables, de capitales cosmopolitas y de pueblos casi extintos, con la absurda esperanza de encontrar algún día una respuesta o un soplo de aire fresco. Lo necesito. Demasiadas llamas se han extinguido mientras la mía sigue ardiendo, demasiada tragedia, demasiado dolor. He ahí la inmerecida tortura eterna; por más que intento aislarme siempre hay alguien que me encuentra, y que por unos instantes aplica ungüento a mi alma, para luego desaparecer como la espuma en el mar, como uno más.

Hoy mis pasos me llevan al único lugar de la tierra que me falta por visitar.  El Finis Terrae de los romanos, allí donde terminaba la tierra y empezaba el cielo, el punto más alejado de la Costa da Morte, el lugar donde se puede acceder al mundo más allá de lo conocido, hogar de misterios, leyendas y ritos paganos.

En el acantilado la voz de una mujer joven llena el aire de notas dulces y me devuelve al pasado, a tiempos más felices; su preciosa cabellera encierra la noche. Al notar mi presencia se vuelve y su sonrisa lo ilumina todo. En su abrazo hallo la calidez perdida. Mi viaje por fin ha cobrado sentido, aquí están las respuestas. He vuelto a casa.

Finis_Terrae

A.

Anuncios

3 pensamientos en “Finis Terrae

    • Muchas gracias por dejar tu huella Ava. Me has despertado la curiosidad, me encantaría conocer alguna de esas interpretaciones, si no es mucho pedir. Me parece muy interesante poder intercambiar ese tipo de impresiones.

      Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s