Definiciones

Somos seres inusuales, para los que el mundo está lleno de significados y significantes. Para nosotros todo se puede definir. Si es posible darle un nombre, entonces tiene un lugar en nuestro mundo. Pero, ¿qué pasa cuando experimentamos algo que va más allá de las palabras?.

Aquella tarde de otoño caminaba sin prisa por la calle principal, rodeada de tiendas, de lujo y de marcas, de cafeterías plagadas de personas variopintas. Vagaba serenamente pensando en todo y en nada, buscando lo que no había perdido sin saber si quiera si lo necesitaba.

Tras pasear cerca de una hora se encontró caminando sobre el puente viejo. Se detuvo sobre él y fijó la vista en el río, que fluía dócilmente bajo sus pies. Apoyada en la fría piedra dejó que el viento acariciara su pelo y un escalofrío la recorrió. Tuvo una sensación inesperada, su piel se erizó ante la caricia de la brisa de octubre y una especie de tristeza se apoderó de ella. Y digo “una especie de”, porque por más que lo intentó no consiguió dar con una definición para lo que había experimentado.

Y ¿cómo definirlo?, ¿cómo dar nombre a ese desgarro interior, a esa urgencia del alma de encontrar un lugar donde guarecerse?, ¿cómo llamar a eso que no logramos expresar con palabras? No se puede otorgar una definición lógica a algo que es impronunciable.

Intentamos desesperadamente reconocer lo que nos rodea, dar nombre a todo lo que nos pasa, como si de ese modo fuera más fácil entender el mundo, o entendernos a nosotros mismos. Así pues, pasamos la vida enmarcándonos en aquello tangible, visible; en todo lo que es reconocible para nuestra mente.

Pero esto iba más allá de todo lo clasificable. De pronto ese ser completo que era encontró en su profundidad un espacio vacío, una porción que no estaba. ¿cómo podía faltarle algo que nunca había estado allí? ¿cómo podía encontrarse un rincón inmaculado y a la vez despojado de ser?. Por más que buscaba en su mente el espacio donde enmarcar lo que sentía, no era capaz de definirlo.

¿Cómo describir aquello?, ¿cómo nombrarlo?. Ella no lo sabía aún, pero esa necesidad de olvidar su yo en la carne ajena, es lo que el hombre llama noblemente necesidad de amar. Pensaba haber amado antes, pero no era nada parecido a lo que experimentó allí. Aquellas querencias pasadas no eran más que banales juegos, comparados con la intensidad con la que la había azotado esa certeza de no haberse evadido nunca antes, y de no saber cómo hacerlo. Sobre aquel puente se dio cuenta de que en su propia profundidad había un abismo desconocido.

Al mismo tiempo, en la otra punta de la ciudad, él experimentaba el mismo vértigo que ella, el mismo vacío, las mismas ansias de encontrarse en otro que llenara ese espacio de su yo ausente. Mirando hacia el horizonte desde su oficina, se preguntaba si acaso alguien estaría pensando en las mismas cuestiones que él, si los pensamientos de dos seres podían estar sincronizados de algún modo, si había un refugio en otro cuerpo para él.

Esa noche de camino a casa subió al tranvía. Ella también estaba allí, sentada al final del vagón, con la mirada fija en el movimiento de las cosas que no se mueven, sin prestar atención a nada en concreto. Ambos pensaban en sus propios vacíos, en sus inquietudes; intentaban definir aquello que habían vivido esa misma tarde.

Sus miradas se cruzaron. No se reconocieron. Dos paradas más adelante ella se bajó del tranvía sin darse cuenta de que él estaba allí. Al bajarse, algo la empujó a darse la vuelta, pero el tranvía seguía su curso y la parada estaba vacía.

definiciones© Agatha (03/2012)

Participación en el juego “Tenemos una cita – Marzo 2012” de La Torre de las Redenciones.

Anuncios

Un pensamiento en “Definiciones

  1. Pingback: Lectures d’ailleurs. | Letras peregrinas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s