Duele

Como duele tu ausencia,
la falta del ruido de tus pasos,
tu risa estridente,
incluso tu manera de roncar.

Duele
y lo peor es que lo se tarde,
nada puedo hacer para ganarte ya
porque fue mi mano la que firmó la despedida.

Me encuentro sola
con tu adios de compañía,
con la voz de otra arrullándote en las noches,
con otras manos arrancándote sonrisas.

Son otros los besos que ahora buscas
el cuerpo que deseas.
Ya no soy yo…
y lo peor es que ya no seré más yo.

No se que hacer.
Me sumo en esta soledad y en otros brazos
para no sentirme tan mal,
para no sentir que no me queda nada.
Pero no me queda nada,
nada más que la mitad de lo que fui,
el resto te lo llevas tú contigo.

No puedo ser quien fui,
no puedo…
Desde que tus pasos son mi guía,
mis huellas son las tuyas,
mi camino es uno con el tuyo,
y aunque antes sabía,
ya no se andar sola.
Antes era una y contigo fuimos uno.
¿Dónde quedó el resto de mi?
Estoy de pie viendo como se alejan tus pasos.

Y yo me quedo fría,
apilada junto a las cajas llenas
de mi presencia,
de las cosas que ya no quieres,
que te estorban.

No soy nada,
no soy nadie,
sólo soy los restos de un amor gastado,
deshilachado con el viento,
con el tiempo.

Lo que más duele es saber
que no fui suficiente para hacerte feliz.

© Agatha (07-10-2008)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s