Ángel guardián

Ahora duermes
arropado bajo las mantas,
anhelando la caricia que amanse tu dolor,
el beso que seque tus lágrimas,
la mirada que te abrace el alma…

Y yo aquí, despierta…
deseando ser caricia y beso,
buscándote con la mirada…
impotente ante mi ausencia para ti…

Deseo gritar para que me oigas,
tener alas y ser golondrina,
volar hasta ti
y posarme en tu pelo
para arrullarte mientras sueñas
con mañanas mejores…
¿Conmigo?
Ojalá.

Me desvanezco entre mis sábanas,
el cuerpo pesa…
se cierran mis párpados
y en un intento de alcanzarte te veo…
rendido y cansado,
con las mejillas saladas por el llanto…

Y beso tus lágrimas secas,
arropo tu cuerpo frio y exhausto,
hasta que el calor sonroja tu rostro
y esbozas un intento de sonrisa.

Mis manos se vuelven caricia
y aquietan el salvaje corazón
que late intempestivamente…

Tu respiración se calma,
y tu cuerpo se relaja a mi contacto.
Sentir mi presencia
es el elíxir que alivia tu pesar…
Sonríes,
y yo velo tu sueño
sentada a tu lado…

No despertaré,
no hasta que tús ojos se abran.

angel

© Agatha (04-10-2008)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s